UNA ECONOMIA ARRAIGADA
 
TRAMAS Y SENDEROS
 
SINGAPUR
 
OBAMA, MCCAIN Y EL CAMBIO CLIMATICO
 
LORD ACTON
 
LIBERALISMO POLITICO
 
LA INTERNACIONAL LIBERAL
 
LA FAMILIA, UN ASUNTO DE ACTUALIDAD
 
LA DIGNIDAD HUMANA EN EL CENTRO
 
IDEAS SOBRE LIBERTAD
 
GOBIERNO Y BIEN COMUN
 
GLOBALIZACION DE LA PAZ
 
EL FUTURO DEL INCEP
 
EL DESARROLLO HUMANO COMO EJE
 
EL DESARROLLISMO DE OSVALDO SUNKEL
 
DIA INTERNACIONAL DE LA DEMOCRACIA
 
DERECHOS Y LIBERTADES PARA TODOS
 

El TLC a Referéndum

 
Óscar Álvarez Araya
 

Por primera vez en la historia de la humanidad un Tratado de Libre Comercio va a ser sometido a Referéndum en Costa Rica durante el próximo mes de setiembre. Una vez más nuestra república está marchando a la cabeza en la construcción democrática.

Por primera vez, también en la historia nacional, los costarricenses van a dilucidar un tema a través del mecanismo del Referéndum. Dicho proceso viene a fortalecer la democracia en la tierra de José María Castro Madriz y Juan Rafael Mora.

La participación ciudadana se ha convertido en uno de los temas políticos cruciales de nuestro tiempo. La democracia participativa y directa no debe verse como un sustituto sino como un complemento de la democracia representativa, dentro del marco del estado de derecho y el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Toda la ciudadanía tendrá el derecho y el deber de participar en éste evento electoral utilizando con espíritu cívico un nuevo instrumento de expresión de la soberanía popular.

Independientemente de cual sea nuestra opinión sobre el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, es una buena noticia saber que el tema se decidirá conforme a las mejores tradiciones y prácticas de la democracia costarricense, una de las más antiguas, estables y consolidadas de la América Latina. Allí donde otros países escogieron el camino de las armas, las calles, la violencia o la confrontación, nosotros escogemos el camino no-violento de las urnas.

Es fundamental que el nuevo proceso electoral sea una vez más ejemplo de tolerancia, respeto, transparencia, pluralismo y participación. Tanto el Tribunal Supremo de Elecciones como los partidarios de uno y otro bando, los medios de comunicación, las organizaciones de la sociedad civil y la ciudadanía en general han de saber que el día del Referéndum los ojos del mundo van a estar observando ésta experiencia de los costarricenses. Y no podemos defraudar a todos los demócratas de la aldea global: la democracia costarricense debe estar a la altura del tercer milenio.

Los mecanismos de la democracia directa tales como el Referéndum, la iniciativa popular en la formación de la ley y el derecho de revocatoria de ciertos cargos públicos tienen antecedentes en la democracia directa ateniense y han tenido éxito en democracias modernas como la de Suiza. Es la hora de que avancen un paso más en nuestra república democrática.

Dentro de ésta perspectiva el proceso de discusión y trámite del TLC debe continuar en la Asamblea Legislativa sin llegar a la votación del proyecto en plenario, función que ahora se traslada al soberano, para que la ejerza sin representantes o intermediarios.

Justamente cuando la pugna alrededor del TLC había llegado a un nivel de gran discordia y estaba a punto de convertirse en una confrontación, se abre ésta nueva vía de prevención del conflicto y de concordia en la mejor escuela de cultura cívica. Honor hacemos a don Alejandro Aguilar Machado.

No importa si uno está a favor o en contra o está indeciso respecto a la ratificación del TLC, lo más importante es que por primera vez en la historia de Costa Rica y del mundo el pueblo soberano va a decidir con un Sí o con un No el futuro de un Tratado de Libre Comercio. Ave libertas!, los que van a decidir te saludan.

oalvarez@oscaralvarez.co.cr

 
 
 

 

 
 
<.html>