Igualdad, libertad y justicia en John Rawls - Los tres conceptos claves de la obra de un pensador que partió de la tradición liberal para llegar a la socialdemocracia
 
Shakyamuni Buda y el camino de la moderación - Si comienza la guerra, predica la tolerancia y la misericordia
 
La modernidad de Zenón de Citio - El fundador del estoicismo puede verse como un pionero del liberalismo y de los derechos humanos
 
Juicio y muerte de Sócrates - La huella de una de las figuras más carismáticas de la historia universal
 
Bastiat, promotor del libre comercio y la paz - Las enseñanzas del mayor divulgador del liberalismo en Francia durante el siglo XIX
 
El legado de David Ricardo - La ventaja comparativa en el comercio internacional
 
Los principios de Thomas Jefferson - Las definiciones y los axiomas de una sociedad libre
 
Kant, filósofo de la libertad - El criticismo kantiano es a la vez máxima expresión y superación del proyecto ilustrado
 
Morton Kaplan y la realidad mundial - El estudio de los sistemas internacionales
 
La política internacional según Hans Morgenthau - Defensor del realismo político, se le considera el Maquiavelo del siglo XX en su campo
 
La espiritualidad china - De Lao-Tse a Confucio
 
Benjamin Constant de Rebecque - Defensor de las libertades individuales y fundador del liberalismo puro
 
La política según Robert Dahl - La democracia como poliarquía capitalista
 
Los padres de la democracia - Los cinco fundadores de la democracia ateniense
 
De la Tercera Ola al Choque de Civilizaciones - Samuel Huntington y la reconfiguración del orden mundial en el siglo XXI
 
Aristóteles: oikos y polis - Considerado el padre de la ciencia política y del derecho constitucional comparado
 
Anthony Giddens: la Tercera Vía - La renovación del discurso socialdemócrata
 
Max Weber y la razón moderna - De la ética protestante y el espíritu del capitalismo al estudio científico de la política
 
El legado de Friedrich von Hayek - Premio Nobel de Economía, promovió el progreso en libertad con responsabilidad
 
La libertad según John Stuart Mill - El apóstol de una sociedad abierta
 
La libertad según Montesquieu - División y equilibrio de poderes
 
Rousseau: un legado complejo y ambivalente
 
Baruch Spinoza - Hereje, demócrata y liberal
 
Adam Smith - Libertad y riqueza de las naciones
 
John Maynard Keynes - Economía al servicio del bienestar social
 
John Locke - Contra el absolutismo y la tiranía
 
Raymond Aron - Analista de clase mundial
 
UNA ECONOMIA ARRAIGADA
 
TRAMAS Y SENDEROS
 
SINGAPUR
 
OBAMA, MCCAIN Y EL CAMBIO CLIMATICO
 
LORD ACTON
 
LIBERALISMO POLITICO
 
LA INTERNACIONAL LIBERAL
 
LA FAMILIA, UN ASUNTO DE ACTUALIDAD
 
LA DIGNIDAD HUMANA EN EL CENTRO
 
IDEAS SOBRE LIBERTAD
 
GOBIERNO Y BIEN COMUN
 
GLOBALIZACION DE LA PAZ
 
EL FUTURO DEL INCEP
 
EL DESARROLLO HUMANO COMO EJE
 
EL DESARROLLISMO DE OSVALDO SUNKEL
 
DIA INTERNACIONAL DE LA DEMOCRACIA
 
DERECHOS Y LIBERTADES PARA TODOS
 

Variaciones sobre la República de Singapur

 
Óscar Álvarez Araya, Ph.D.
 

La República de Singapur, una ciudad-estado de poco más de  4 millones de habitantes, considerada uno de los cuatro dragones o nuevos países industrializados de Asia y con una sólida economía que le permitió capear la crisis asiática de 1997, está siendo afectada ahora por la desaceleración que vive la economía de Estados Unidos. Efectivamente, después de crecer durante el año 2000 aproximadamente un 10%, ahora decreció un 11 % durante el primer cuarto del 2001 y no hay señales de recuperación para el resto del año, por lo que sus autoridades gubernamentales reconocieron que  Singapur es la primera economía del Sudeste Asiatico que oficialmente entró en recesión. Lo cual demuestra que en una economía mundial cada vez más globalizada, hasta los mejores pueden retroceder, por lo menos temporalmente.  

Singapur, una ciudad moderna, limpia, de rascacielos,  cubierta de jardines y diseñada de acuerdo a los conocimientos del Feng – Shui, tiene un clima tropical,está situada en una zona de paso entre el Océano Indico y el Mar de la China, y su sistema económico ha sido uno de los más competitivos y exitosos del planeta.  Tiene el segundo ingreso per-cápita de Asia, después de Japón, unos de los mejores climas de inversiones y su puerto es el de más movimiento en el mundo. Asimismo, es uno de los principales centros mundiales de servicios financieros, telecomunicaciones, refinamiento de petróleo y alta tecnología. Y sin embargo, Singapur carece prácticamente de recursos naturales, por lo que se puede afirmar que sus principales recursos han sido la ubicación estratégica y una población muy laboriosa, educada y saludable, con una expectativa de vida de más de 80 años. 

El aspecto más controversial de Singapur es su sistema político que es formalmente parlamentario, aunque no democrático, sino autoritario, porque un mismo partido político ha tenido siempre la hegemonía a través de un gobierno fuerte, aunque no grande,  que restrinje  la libertad política y la libertad de prensa. Su política exterior es de amistad y afinidad con los Estados Unidos, salvo en el tema de la democracia y los derechos humanos.  Tiene relaciones diplomáticas con la China Continental y un acuerdo de cooperación militar con la República de China en Taiwán. En el año 1992, Singapur fue el punto de encuentro, diálogo y negociación entre los gobiernos de Taipei y Beijing.

En el ámbito étnico, la República de Singapur es multirracial, mayoritariamente china ( 77 % ), aunque con importantes minorías de indios, malayos y occidentales. En el plano cultural es una mezcla del Oriente chino y del Occidente británico, con algunas influencias de la India y Malasia. Las religiones más practicadas son el budismo y el taoismo, las cuales coexisten en un clima de tolerancia religiosa con el hinduismo, el islamismo y el cristianismo. Prevalece la cultura de Confucio, el antiguo filósofo chino, muy proclive a los valores de familia, autoridad y trabajo.  Esa cultura se fundió con una cultura moderna de negocios en la que el eje de la existencia humana, por lo menos en su nivel económico, es la creación de riqueza.

 Singapur es sitio de paradojas: tiene uno de los índices más altos de libertad económica y uno muy bajo de libertad política;  su economía  es post- capitalista, basada en el conocimiento y la alta tecnología, con cabinas de E-Commerce en las calles y taxis con computadora y celular, pero al mismo tiempo se percibe una vocación ambientalista, pues la ciudad es realmente un jardín, el sistema de salud es avanzado y los servicios de limpieza y recolección de basura muy eficaces. Asimismo, el sistema de producción es de empresa privada, pero alimentado por un sistema británico de educación pública de alta calidad. 

Singapur fue fundada en un pantano, sobre una isla infestada de piratas,  por el Señor Thomas Stamford Raffles en 1819. Fue una colonia británica hasta 1942, cuando fue tomada por los japoneses en la Segunda Guerra Mundial y luego recuperada por los británicos en 1945. En la década del 50 se separó de Gran Bretaña en companía de Malasia y más tarde toma su camino totalmente independiente a mediados de la década del 60. En fin, que tiene poco más de 35 años de vida nacional. El gobernante que puso a ésta república en el mapa mundial convirtiéndola en un país moderno y desarrollado con una economía exportadora de alta tecnología y un programa de viviendas subsidiadas, a través de su polémico nacionalismo de valores asiáticos fue Lee Kuan Yew, un graduado de la Universidad de Cambridge, Inglaterra.  

Ahora que el dragón da un paso atrás, entrando en recesión, es, tal vez el momento más propicio para un balance desapasionado de las fortalezas y debilidades de su vía hacia la modernización y el desarrollo. De todos modos, con recesión o sin ella, Singapur continuará siendo una vitrina de laboratorio para analizar las potencialidades del diálogo entre Occidente y Oriente.
 
 
 
 
 

 

 
 
<.html>