Artículos de Óscar Álvarez Araya

 
Mahatma Gandhi y América Latina
La inspiración gandhiana en las luchas por la unidad, la democracia, la independencia, los derechos humanos y la paz
 
Lord Acton: católico y liberal
<<El poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente>>
 
El renacimiento de la libertad
Historia de las ideas fundacionales de la democracia moderna
 
Los orígenes de la libertad
De los griegos a la actualidad
 
El Foro Bilderberg
Teorías de conspiración y realidad
 
Carl Menger y Ludwig von Mises
La escuela austriaca de economía
 
La escuela española de derecho natural
Vitoria, Molina, Belarmino y Suárez: precursores de la república democrática
 
Mao Yushi, economista disidente chino
Crítico de Mao Tse-Tung, reconoce avances con la apertura económica y comercial de Deng Xiaoping
 
Chanakya, el Maquiavelo de la India
Introdujo el enfoque realista en política y relaciones internacionales unos dos mil años antes del florentino
 
Santo Tomás de Aquino
La síntesis escolástica del Aquinate armonizó dogma católico y filosofía griega encumbrando a Aristóteles
 
Alexander Duguin: el Rasputín de Putin
El ideólogo del populismo integral del siglo XXI
 
Sun Tzu, el arte de la guerra
«Es mejor ganar sin luchar»
 
Jesús de Nazaret
La revolución espiritual de la dignidad
 
Variaciones sobre Carlos Marx
El profeta del fin del capitalismo
 
La teoría política de Platón
Del comunismo de juventud a la moderación en la vejez
 
Karl Popper y la sociedad abierta
Crítico de los historicismos, nacionalismos y todo tipo de dogmatismos
 
Vida y muerte de Séneca
Quiso convertir al César en un sabio clemente y sin ira para garantizar la continuidad y grandeza del Imperio romano
 
Tenzin Gyatso, el decimocuarto dalái lama del Tíbet
El primero con ideas y acciones a favor de la democracia
 
Cicerón, «padre de la patria» en Roma
Defendió y promovió la República como sistema de gobierno que evita la dictadura sea de uno, de varios o de muchos
 
La Escuela ordoliberal de Friburgo
La economía social de mercado constituye un híbrido entre liberalismo clásico y doctrina social cristiana
 
Eduard Bernstein
El padre de la socialdemocracia
 
Irving Kristol, padre del neoconservadurismo
Fue trotskista, soldado, profesor universitario, demócrata y finalmente inspirador de Reagan y Bush
 
Maquiavelo y la política
Entre el ideal republicano y la realidad monárquica
 
Igualdad, libertad y justicia en John Rawls - Los tres conceptos claves de la obra de un pensador que partió de la tradición liberal para llegar a la socialdemocracia
 
Shakyamuni Buda y el camino de la moderación - Si comienza la guerra, predica la tolerancia y la misericordia
 
La modernidad de Zenón de Citio - El fundador del estoicismo puede verse como un pionero del liberalismo y de los derechos humanos
 
Juicio y muerte de Sócrates - La huella de una de las figuras más carismáticas de la historia universal
 
Bastiat, promotor del libre comercio y la paz - Las enseñanzas del mayor divulgador del liberalismo en Francia durante el siglo XIX
 
El legado de David Ricardo - La ventaja comparativa en el comercio internacional
 
Los principios de Thomas Jefferson - Las definiciones y los axiomas de una sociedad libre
 
Kant, filósofo de la libertad - El criticismo kantiano es a la vez máxima expresión y superación del proyecto ilustrado
 
Morton Kaplan y la realidad mundial - El estudio de los sistemas internacionales
 
La política internacional según Hans Morgenthau - Defensor del realismo político, se le considera el Maquiavelo del siglo XX en su campo
 
La espiritualidad china - De Lao-Tse a Confucio
 
Benjamin Constant de Rebecque - Defensor de las libertades individuales y fundador del liberalismo puro
 
La política según Robert Dahl - La democracia como poliarquía capitalista
 
Los padres de la democracia - Los cinco fundadores de la democracia ateniense
 
De la Tercera Ola al Choque de Civilizaciones - Samuel Huntington y la reconfiguración del orden mundial en el siglo XXI
 
Aristóteles: oikos y polis - Considerado el padre de la ciencia política y del derecho constitucional comparado
 
Anthony Giddens: la Tercera Vía - La renovación del discurso socialdemócrata
 
Max Weber y la razón moderna - De la ética protestante y el espíritu del capitalismo al estudio científico de la política
 
El legado de Friedrich von Hayek - Premio Nobel de Economía, promovió el progreso en libertad con responsabilidad
 
La libertad según John Stuart Mill - El apóstol de una sociedad abierta
 
La libertad según Montesquieu - División y equilibrio de poderes
 
Rousseau: un legado complejo y ambivalente
 
Baruch Spinoza - Hereje, demócrata y liberal
 
Adam Smith - Libertad y riqueza de las naciones
 
John Maynard Keynes - Economía al servicio del bienestar social
 
John Locke - Contra el absolutismo y la tiranía
 
Raymond Aron - Analista de clase mundial
 
UNA ECONOMIA ARRAIGADA
 
TRAMAS Y SENDEROS
 
SINGAPUR
 
OBAMA, MCCAIN Y EL CAMBIO CLIMATICO
 
LORD ACTON
 
LIBERALISMO POLITICO
 
LA INTERNACIONAL LIBERAL
 
LA FAMILIA, UN ASUNTO DE ACTUALIDAD
 
LA DIGNIDAD HUMANA EN EL CENTRO
 
IDEAS SOBRE LIBERTAD
 
GOBIERNO Y BIEN COMUN
 
GLOBALIZACION DE LA PAZ
 
EL FUTURO DEL INCEP
 
EL DESARROLLO HUMANO COMO EJE
 
EL DESARROLLISMO DE OSVALDO SUNKEL
 
DIA INTERNACIONAL DE LA DEMOCRACIA
 
DERECHOS Y LIBERTADES PARA TODOS
 

Globalizacin de la ecologa

 
Óscar Álvarez Araya
 

Como ciudadanos del planeta Tierra estamos llamados a trabajar por la construcción de un Nuevo Orden Ecológico Internacional: el humanismo de nuestro tiempo sólo será viable mediante la globalización de la Economía Ecológica.

Preservar la Creación es un deber de todos los seres humanos. Dicha tarea es esencial para la humanidad, pues sin las bases naturales de la vida es
imposible el desarrollo sostenible y la supervivencia del género humano.

El ser humano, la naturaleza y el medio ambiente forman una unidad, constituyen una interconexión global.

Como escribió el Jefe Seattle: “Todo va enlazado. Todo lo que ocurra a la Tierra le ocurrirá a los hijos de la Tierra. El hombre no tejió la trama de la vida, el sólo es un hilo. Lo que hace con la trama se lo hace a sí mismo”.

Hemos desarrollado un impresionante progreso técnico y científico que debe ser conducido dentro de un marco ético. El fomento de la ciencia y la técnica deben continuar con responsabilidad hacia la naturaleza y el ambiente.

Todos debemos reconocer nuestra responsabilidad con el planeta Tierra, nuestra casa común. Es tarea urgente de la humanidad de hoy diseñar y suscribir un “contrato social ecológico” con las futuras generaciones.

Hay que fortalecer tanto las leyes ambientales como la conciencia ecológica y las formas de vida orientadas hacia la salud y lo natural.

Es necesario proteger la vida del ser humano, de los animales y de las plantas.

Hay que enfrentar los desafíos y las amenazas del cambio climático mundial con respuestas de dimensión global.

La destrucción de los bosques, la erosión de la tierra y la extensión de los desiertos constituyen amenazas al planeta Tierra. Asimismo la reducción de la capa de ozono y la polución del aire y de las aguas.

El modo tradicional de industrialización genera destrucción de los recursos naturales y presiones insostenibles para la Tierra. Como escribió Su Santidad Juan Pablo II: “El hombre, impulsado por el deseo de tener y gozar, más que de ser y de crecer, consume de manera excesiva y desordenada los recursos de la tierra y su misma vida”. Urge una rectificación hacia un modelo de industrialización con responsabilidad ecológica.

Hay que promover un nuevo concepto de crecimiento que incluya los precios ecológicos auténticos, es decir los costos causados por el empleo de la naturaleza.

Hay que promover un nuevo concepto de bienestar que debe incluir un entorno sano y favorable a una elevada calidad de vida.

Hay que promover un nuevo concepto de progreso que no signifique retroceso para las futuras generaciones.

Los países más desarrollados con los mayores niveles de industrialización y consumo son los que más han destruido los recursos naturales y los que más han deteriorado el ambiente del planeta. Por tal razón, ellos son los que han contraído una deuda ecológica con los países menos desarrollados. Deuda que deben ir pagando de diferentes maneras tales como la apertura de sus mercados a nuestros productos, el respeto al Protocolo de Kyoto o los programas de cooperación ambiental.

En los paìses desarrollados llegó primero la modernidad y luego la preocupación ambiental. En la América Latina ingresamos en la modernidad económica al mismo tiempo que llego la economía ecológica y la reforma ambiental. Hay que construir a la vez economías modernas y ecológicas. La historia obliga a agendas combinadas. Para algunos, una misión imposible. Para otros, una oportunidad para iniciar caminos innovadores hacia el desarrollo evitando la repetición de errores cometidos en las grandes metrópolis. Necesitamos una economía moderna con tecnologías limpias y ecológicas.

Con el fin de preservar la Creación debemos desarrollar un nuevo tipo de economía humana que sea moderna, industrial y cada vez más basada en el conocimiento, la ciencia y la tecnología, pero al mismo tiempo responsable con el entorno social y ecológico.

En síntesis estamos en la obligación moral de promover y construir una Economía Ecológica que nos permita avanzar hacia un verdadero progreso, hacia un Desarrollo Humano Integral y Sostenible.
Dicha economía no puede ser la tarea de un solo pueblo o país pues los problemas y las amenazas del ambiente tienen un carácter global y asimismo requieren de respuestas y soluciones globales.

oalvarez@oscaralvarez.co.cr

 
 
 

 

 
 
<.html>