UNA ECONOMIA ARRAIGADA
 
TRAMAS Y SENDEROS
 
SINGAPUR
 
OBAMA, MCCAIN Y EL CAMBIO CLIMATICO
 
LORD ACTON
 
LIBERALISMO POLITICO
 
LA INTERNACIONAL LIBERAL
 
LA FAMILIA, UN ASUNTO DE ACTUALIDAD
 
LA DIGNIDAD HUMANA EN EL CENTRO
 
IDEAS SOBRE LIBERTAD
 
GOBIERNO Y BIEN COMUN
 
GLOBALIZACION DE LA PAZ
 
EL FUTURO DEL INCEP
 
EL DESARROLLO HUMANO COMO EJE
 
EL DESARROLLISMO DE OSVALDO SUNKEL
 
DIA INTERNACIONAL DE LA DEMOCRACIA
 
DERECHOS Y LIBERTADES PARA TODOS
 

Vislumbrar el futuro del I.N.C.E.P.

 
Óscar Álvarez Araya, Ph.D.
 

La historia del I.N.C.E.P. Durante el año 2008 estamos celebrando el 40 Aniversario del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (I.N.C.E.P.), una entidad que fue fundada por iniciativa de la fundación alemana Konrad Adenauer y de su Representante en Guatemala el Doctor Josef Thesing el 26 de noviembre de 1968. Durante cuatro décadas y siempre contando con el apoyo solidario de la Fundación Konrad Adenauer ( KAS) el Instituto se ha dedicado básicamente a la formación y capacitación política de dirigentes y militantes de partidos políticos en Centroamérica así como al análisis político y a las publicaciones y divulgación de libros, revistas y documentos sobre temas de humanismo cristiano, desarrollo y democracia. Vayan nuestras congratulaciones a los fundadores, a los directivos, a los directores y a todo el personal de I.N.C.E.P. así como a los Representantes de la KAS en Guatemala y en general en Centroamérica quienes siempre brindaron su aliento, su inteligencia y su ayuda a ésta institución emblemática de la democracia regional.

Pero éste artículo no trata de la fundación y la historia del I.N.C.E.P. y de sus grandes logros y desafíos sino más bien del futuro del mismo. Para conocer sobre la historia del instituto puede consultarse el “Mensaje del Director del I.N.C.E.P. en el 40 Aniversario de su fundación”.  

Hacia la evaluación externa del I.N.C.E.P. y los partidos políticos.  Sugerimos empezar a construir los próximos 40 años de historia del I.N.C.E.P. realizando una evaluación externa de los primeros 40 años. Dicha evaluación debería ser contratada a consultores externos, profesionales que no tengan ningún ligámen ni con el I.N.C.E.P. ni con los partidos políticos que trabajan con el Instituto. Esto con el fin de evitar la “endogamia” a la hora de evaluar. Asimismo la consultoría debe evaluar la situación de los partidos políticos ( especialmente los partidos demócrata-cristianos, social-cristianos y de centro) que han venido coordinando con el Instituto.  Por más positivos que hayan sido los resultados tanto en el Instituto como en los partidos siempre es necesario evaluarlos. Cómo están nuestros partidos? Cómo está su membresía? Cuál es el nivel de calidad de sus dirigentes? Cuántos legisladores y alcaldes tenemos? Cuántos y cuales de nuestros partidos han llegado al gobierno durante éstas cuatro décadas? Cuales fueron los resultados de esos gobiernos? Cual es el porcentaje de la población que nos apoya y vota por esos partidos? Cual es el grado de modernización, institucionalización y democratización de dichos partidos? En fin cual es la situación de los partidos del centro democrático en la región al cabo de cuatro décadas de labor del I.N.C.E.P.

Hacia la definición de una estrategia del I.N.C.E.P. Sobre la base de la mencionada evaluación habría que diseñar ( una vez concluido el estudio) una estrategia o plan de largo plazo del Instituto contando siempre con un equipo de consultores externos del máximo nivel que trabajen en coordinación con el Director del Instituto y atendiendo las voces de los líderes de los partidos políticos demócrata cristianos, social cristianos y de centro y de las redes de Formación Política y de Pensamiento Humanista que laboran bajo el alero del Instituto. Dicha estrategia ha de basarse también en el análisis prospectivo de la realidad centroamericana.  

Mejores políticos, mejores partidos, mejores democracias. De ninguna manera estamos planteando que debamos quedarnos a la espera de los resultados de la evaluación sin intentar desde ahora algunas reflexiones sobre lo que debería ser el futuro del I.N.C.E.P. Y por ello me permito adelantar criterio sobre aspectos que pueden guiar el trabajo futuro del Instituto, especialmente en su área de docencia. Desde luego hay que continuar avanzando en la formación y capacitación primordialmente en los partidos políticos de la región tomando en cuenta las siguientes consideraciones.

Formación y capacitación al servicio de los partidos. Esta afirmación  parece obvia pero no ha sido tanto en la historia de algunos de nuestros partidos. En algunos casos se ha hecho formación independientemente de los partidos e incluso contra los partidos.

No es conveniente separar la formación de la capacitación. La pura formación puede darnos grandes doctrinarios o ideólogos que no inciden en la vida social y política y la pura capacitación puede darnos como resultado a políticos pragmáticos que se apartan en su quehacer del humanismo. Hay que equilibrar la formación con la capacitación, que de ninguna manera son enemigas o excluyentes. Necesitamos formar en los valores y en los principios del humanismo de centro pero con conocimientos prácticos, destrezas y habilidades para la acción política. Como escribió Gutenberg Martínez, Ex Presidente de ODCA “la política está enteramente ligada a la acción”.

Y por otra parte tanto la formación como la capacitación deben estar al servicio del humanismo de centro y de los partidos políticos y no al márgen, independientemente o incluso en contra de dichos partidos. Se trata de formar y capacitar militantes y dirigentes para que se pongan al servicio de una causa política y de un partido político que encarna esa causa. La formación y capacitación son medios para construir y fortalecer partidos políticos cada vez más humanistas, modernos, institucionalizados y eficaces en su acción política. Como dijo Konrad Adenauer: “La política es el arte de realizar lo que se reconoce como éticamente correcto”.

Hacia la política aplicada. La política es un arte y una actividad práctica. Es un conjunto de actividades relacionadas con la lucha por la obtención y conservación del poder, pero debe estar sujeta a la ética, a los valores y principios y al bien común.  Eso nos distingue de los neorrealistas o pragmáticos que ven la política como una actividad sin límites éticos y en donde con una versión vulgarizada de Nicolás Maquiavelo “El fin justifica los medios” y lo “único malo en política es perder”. Pero la política es (repetimos) una actividad práctica y eso es lo que la distingue de la pura academia. La política es aplicada o no es política. Hay que establecer un balance o equilibrio entre la formación política humanista y la política aplicada. En palabras de Antonio Cánovas del Castillo “La política es el arte de aplicar en cada época aquella parte del ideal que las circunstancias hacen posible”.

Formación analítica, crítica y creativa. Es importante brindar una formación analítica y crítica sobre la realidad mundial, regional y nacional. Pero hay que balancearla con una formación creativa y constructiva. De lo contrario existe el riesgo de formar militantes y dirigentes con una tendencia muy fuerte para analizar y criticar todo, lo cual es positivo pero insuficiente para hacer política, construir partidos políticos, ganar elecciones o gobernar. Hay que formar líderes con capacidad analítica y crítica, pero también con capacidad propositiva, constructiva y creadora de nuevas realidades.  “El objetivo es contar con partidos renovados, abiertos, pluralistas, participativos, democráticos…con actitudes de concertación, propositivas y proactivas, en la construcción del desarrollo, la justicia y la paz para cada uno de nuestros países”. (La vía para el siglo XXI. Renovación partidaria. I.N.C.E.P.)

Contenidos clásicos de la formación política. Como dijo el Ex Presidente de Chile Eduardo Frei Montalva: “Parece indudable que no puede haber una acción política profunda sin un pensamiento que la alimente”. Hay pensamientos o contenidos que han sido tradicionales o clásicos en la formación del I.N.C.E.P. que me parece deberían mantenerse e incluso fortalecerse.  Entre ellos menciono los siguientes:

  1. Política al servicio de la ética.

  2. Valores y principios del humanismo de centro. Especialmente la dignidad de la persona humana, la persona como centro, sujeto y fin de la acción política, el estado como garante del bien común, el principio de subsidiariedad y los valores de libertad, justicia, equidad, solidaridad y paz. Como escribió Stephen Covey: “El líder del futuro, el del próximo milenio, será el que cree una cultura o un sistema de valores centrados en los principios”.

  3. Democracia pluralista, representativa y participativa.

  4. Desarrollo humano integral y sostenible.

  5. Globalización y tratados de libre comercio.

  6. Integración centroamericana, Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y Parlamento Centroamericano.
  7. Crecimiento con equidad y economía social de mercado.

  8. Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica.

  9. Familia desde el punto de vista del humanismo de centro.

  10. Estrategia y prospectiva política.

  11. Acuerdos de Paz de Esquipulas I y II.

Nuevos contenidos en la formación política. Comenzamos éste apartado con unas reflexiones de Gutenberg Martínez: “La cantidad y velocidad de las transformaciones es inmensa. El desafío de la política es seguir y comprender estos cambios…Quienes no entiendan esto serán sucesivamente derrotados”. Hay temas nuevos que deberían incluirse o fortalecerse en la formación política como los siguientes:

  1. Agenda Ambiental que se subdivide en agenda verde dedicada a la biodiversidad y los bosques, la agenda azul dedicada a los recursos hídricos, la agenda café dedicada a los asuntos de contaminación, pérdida de suelos y desertificación, la agenda gris dedicada a los temas de sustancias químicas y peligrosas, la contaminación del aire, la contaminación nuclear y la agenda amarilla dedicada a los asuntos de energía.

  2. Cambio climático. Se trata de un subtema dentro de la agenda ambiental que es de la máxima relevancia mundial tanto ética como política y que preocupa e interesa a la población.

  3. Crisis energética, altos precios del petróleo, biocombustibles, crisis alimentaria y nuevas alternativas energéticas. Son temas de candente actualidad que no pueden ser soslayados.

  4. Lucha contra el desempleo y las altas tasas de pobreza. Un tema que no pierde actualidad, con una producción abundante de discursos, investigaciones, análisis y muy pocos resultados.

  5. Seguridad Ciudadana, terrorismo, narcotráfico y crimen organizado. En numerosos estudios de opinión, la inseguridad ciudadana ya se menciona como la preocupación número uno de nuestros pueblos centroamericanos.

  6. Populismos y neopopulismos. Un tema también de actualidad en la América Latina. Interesa especialmente el fenómeno del populismo radical que ha ganado espacios en la región e incluso ya en Centroamérica. Se trata de una tendencia ascendente y de carácter expansivo que no se puede desconocer.

  7. Sociedad de la información y del conocimiento.

  8. Ética en el ejercicio de la función pública, transparencia y rendición de cuentas.

  9. Educación, brecha digital y alfabetización tecnológica.

  10. Reforma política y electoral. Modernización del estado y  estado digital.

  11. Familia, desintegración familiar, equidad de género y derechos de las mujeres. Vivimos un tiempo de reivindicación de los derechos de las mujeres pero últimamente también un tiempo en el que se promueven los derechos de los niños, los adolescentes, los adultos mayores, las personas con capacidad, las minorías indígenas y los inmigrantes. Es el momento de empezar a incluir también los derechos de las familias, sin olvidar que la familia o las familias constituyen las células básicas del desarrollo integral y de la sociedad humana.

  12. Bioética. Se trata de un asunto esencial y muy relacionado con el derecho a la vida y la dignidad de la persona humana.  

  13. Cooperación internacional. Se inspira en la solidaridad, uno de los valores esenciales del humanismo . En la cooperación internacional está una de las claves del futuro de la humanidad. Como dijo el Ex Vice Presidente de Costa Rica don Germán Serrano Pinto: “Hoy en día las inversiones y el comercio están desplazando las ayudas y donaciones para el desarrollo. Las naciones más favorecidas deben ayudar a los pueblos más débiles.”

  14. Poder civil y Fuerzas Armadas en las nuevas democracias.

Política Aplicada. Hay también temas de Política Aplicada que se deberían incluir y/o fortalecer como los siguientes:

  1. Modernización, institucionalización, democratización y fortalecimiento de los partidos políticos.

  2. Gerencia política.

  3. Campañas electorales. 

  4. Comunicación política, incidencia en medios de comunicación y en políticas públicas.

  5. Expresión oral y escrita de temas políticos.

  6. Liderazgo democrático.

  7. Negociación política.

Partidos políticos y medios de comunicación. Los países de la región no han sido ajenos a la tendencia mundial hacia la mediatización de la política, es decir el papel cada vez más trascendental de los medio de comunicación en las campañas electorales y en el ejercicio de la oposición y del gobierno. Un ejemplo de ello es el nacimiento de la video política lo cual significa en palabras de Roncagliolo que “la televisión se ha convertido en todas partes en el espacio político por excelencia y que ha reemplazado a la plaza pública y a los locales partidarios.” Como escribió Alain Touraine “La política se ha convertido en un espectáculo”. Paralelamente se ha desvalorizado el rol de los debates ideológicos o programáticos. Esta tendencia ha afectado negativamente a los partidos políticos que tenían y tienen entre sus fortalezas la formación ideológica, la capacidad de análisis y la solidez programática. El nuevo desafío es llevar la ideología y los programas a los medios de comunicación lo cual implica una renovación tanto en los contenidos como en los medios de expresión. En éste campo hay todavía mucho que aprender. 

Crisis de la política y de los partidos. Muy ligada a los fenómenos de la mediatización de la política ha surgido la crisis de la política y de los partidos minuciosamente evaluada en numerosos estudios que revelan tendencias hacia la desafección de la ciudadanía con la política, desconfianza hacia los partidos políticos y congresos donde operan los partidos, surgimiento de políticos antipartidos, volatilidad electoral y otros fenómenos que indican una crisis de representación y credibilidad en la democracia. Los grandes perdedores de ésta crisis han sido sin duda los partidos y los grandes ganadores fueron los medios de comunicación y en alguna medida las organizaciones de la sociedad civil. Todo plan o estrategia de formación política en nuestros tiempos  no podrá soslayar que los procesos democráticos y políticos en la región centroamericana se desarrollan en el contexto más amplio de la mediatización de la política así como de la crisis de la política y de los partidos políticos. La formación y capacitación del I.N.C.E.P. ha de considerar entonces vías para que los dirigentes políticos se puedan insertar en las tendencias predominantes de mediatización de la política como alternativas para contrarrestar los efectos de la crisis de la política en los partidos que trabajan en su entorno.

Pero la simple crítica u oposición a éstas tendencias mundiales no será suficiente. El humanismo de centro tendrá que aprender a cabalgar sobre ellas o resignarse a un modesto papel de crítica testimonial a la vera del camino.

El futuro del I.N.C.E.P. Será una mezcla entre el pasado y el futuro del Instituto. No debería ser una simple repetición conservadora del pasado, lo cual es por lo demás imposible porque la historia no se repite. No debería ser una total innovación revolucionaria lo cual también es inviable. El futuro del I.N.C.E.P. debería ser una combinación de continuidad y de cambio, de tradición e innovación, de afirmación en los valores y principios perennes y de innovación de acuerdo a las tendencias, temas y agendas de un mundo que nace. Hay que pensar y analizar con mentalidad y metodología prospectiva el futuro del I.N.C.E.P. y de los partidos políticos de centro en la región centroamericana. Hay que vislumbrar, pensar y analizar el futuro para construirlo.

 
 
 
 
 

 

 
 
<.html>