UNA ECONOMIA ARRAIGADA
 
TRAMAS Y SENDEROS
 
SINGAPUR
 
OBAMA, MCCAIN Y EL CAMBIO CLIMATICO
 
LORD ACTON
 
LIBERALISMO POLITICO
 
LA INTERNACIONAL LIBERAL
 
LA FAMILIA, UN ASUNTO DE ACTUALIDAD
 
LA DIGNIDAD HUMANA EN EL CENTRO
 
IDEAS SOBRE LIBERTAD
 
GOBIERNO Y BIEN COMUN
 
GLOBALIZACION DE LA PAZ
 
EL FUTURO DEL INCEP
 
EL DESARROLLO HUMANO COMO EJE
 
EL DESARROLLISMO DE OSVALDO SUNKEL
 
DIA INTERNACIONAL DE LA DEMOCRACIA
 
DERECHOS Y LIBERTADES PARA TODOS
 

La familia, piedra angular.

 
Óscar Álvarez
 

La familia es la piedra angular de la sociedad humana. Debe ser la primera escuela para el crecimiento de las personas y el desarrollo humano.

Siendo el individuo un ser social, es en la familia donde comienza su contacto y relación con los demás. Estas primeras relaciones de convivencia influyen para toda la vida.

La familia es una sociedad natural anterior al estado. Para Aristóteles “La familia es la comunidad establecida por la naturaleza para la convivencia de todos los días.” Es decir, la institución más elemental.

Es el primer lugar en el cual el ser humano recibe formación, educación, visión de mundo, valores, cultura, actitudes y hábitos de vida.

Es un espacio de afectos, donde se puede aprender a practicar la cooperación, la colaboración, la hermandad y el amor. Es, también un espacio para la búsqueda de fines, la protección, la seguridad, el cariño, el descanso y la recreación.

Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos “La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del estado”.

En su sentido más clásico la familia es un espacio de procreación, y relación afectiva entre la pareja. También es el sitio donde ocurre la convivencia entre generaciones. La familia puede cumplir mejor sus funciones si existe la colaboración y la equidad entre el hombre y la mujer que constituyen el matrimonio. Como dijo un Maestro oriental: “El verdadero significado de la vida familiar está en ir por el Camino ayudándose mutuamente.”

En las sociedades de cultura “confuciana” el papel de la familia ha sido uno de los factores del desarrollo económico. El respeto a los antepasados, a los padres y a los mayores, así como el trabajo en equipo y el ahorro familiar favorecieron la solidaridad social y el desarrollo económico.

Es muy importante defender los derechos humanos de la familia en todo el mundo así como los derechos iguales del hombre y la mujer que constituyen un matrimonio.

Tanto el machismo como el feminismo extremo constituyen posturas radicales que estimulan en la práctica situaciones de opresión, violencia o luchas entre la pareja, las cuales con frecuencia terminan en la disolución de la familia. Una de las tendencias negativas actuales es la de alentar nuevas ediciones de la “lucha de clases” ésta vez en el seno de la familia.

La familia debe ser un lugar para la formación de sus miembros en los valores del humanismo tales como la solidaridad, la tolerancia, la cooperación, la cultura del diálogo, la resolución pacífica de los conflictos y la no- violencia. Así como una escuela para la vida sana, los hábitos de salud, la práctica de los deportes, el respeto al ambiente y el amor a la naturaleza. Centrarse en el fortalecimiento de la familia es una forma de promover el desarrollo humano.

El estado debe favorecer la vida familiar y su función en el desarrollo humano a través de políticas públicas que respeten los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos los miembros de la familia. Es en la familia donde puede comenzar la humanización de la sociedad.

 

 
 
 
 
 

 

 
 
<.html>