Igualdad, libertad y justicia en John Rawls - Los tres conceptos claves de la obra de un pensador que partió de la tradición liberal para llegar a la socialdemocracia
 
Shakyamuni Buda y el camino de la moderación - Si comienza la guerra, predica la tolerancia y la misericordia
 
La modernidad de Zenón de Citio - El fundador del estoicismo puede verse como un pionero del liberalismo y de los derechos humanos
 
Juicio y muerte de Sócrates - La huella de una de las figuras más carismáticas de la historia universal
 
Bastiat, promotor del libre comercio y la paz - Las enseñanzas del mayor divulgador del liberalismo en Francia durante el siglo XIX
 
El legado de David Ricardo - La ventaja comparativa en el comercio internacional
 
Los principios de Thomas Jefferson - Las definiciones y los axiomas de una sociedad libre
 
Kant, filósofo de la libertad - El criticismo kantiano es a la vez máxima expresión y superación del proyecto ilustrado
 
Morton Kaplan y la realidad mundial - El estudio de los sistemas internacionales
 
La política internacional según Hans Morgenthau - Defensor del realismo político, se le considera el Maquiavelo del siglo XX en su campo
 
La espiritualidad china - De Lao-Tse a Confucio
 
Benjamin Constant de Rebecque - Defensor de las libertades individuales y fundador del liberalismo puro
 
La política según Robert Dahl - La democracia como poliarquía capitalista
 
Los padres de la democracia - Los cinco fundadores de la democracia ateniense
 
De la Tercera Ola al Choque de Civilizaciones - Samuel Huntington y la reconfiguración del orden mundial en el siglo XXI
 
Aristóteles: oikos y polis - Considerado el padre de la ciencia política y del derecho constitucional comparado
 
Anthony Giddens: la Tercera Vía - La renovación del discurso socialdemócrata
 
Max Weber y la razón moderna - De la ética protestante y el espíritu del capitalismo al estudio científico de la política
 
El legado de Friedrich von Hayek - Premio Nobel de Economía, promovió el progreso en libertad con responsabilidad
 
La libertad según John Stuart Mill - El apóstol de una sociedad abierta
 
La libertad según Montesquieu - División y equilibrio de poderes
 
Rousseau: un legado complejo y ambivalente
 
Baruch Spinoza - Hereje, demócrata y liberal
 
Adam Smith - Libertad y riqueza de las naciones
 
John Maynard Keynes - Economía al servicio del bienestar social
 
John Locke - Contra el absolutismo y la tiranía
 
Raymond Aron - Analista de clase mundial
 
UNA ECONOMIA ARRAIGADA
 
TRAMAS Y SENDEROS
 
SINGAPUR
 
OBAMA, MCCAIN Y EL CAMBIO CLIMATICO
 
LORD ACTON
 
LIBERALISMO POLITICO
 
LA INTERNACIONAL LIBERAL
 
LA FAMILIA, UN ASUNTO DE ACTUALIDAD
 
LA DIGNIDAD HUMANA EN EL CENTRO
 
IDEAS SOBRE LIBERTAD
 
GOBIERNO Y BIEN COMUN
 
GLOBALIZACION DE LA PAZ
 
EL FUTURO DEL INCEP
 
EL DESARROLLO HUMANO COMO EJE
 
EL DESARROLLISMO DE OSVALDO SUNKEL
 
DIA INTERNACIONAL DE LA DEMOCRACIA
 
DERECHOS Y LIBERTADES PARA TODOS
 

El desarrollo humano como eje.

 
Óscar Álvarez Araya, Ph.D.
 

Las personas deben ser el centro y el fin de la vida social, económica y política. El estado, la empresa y el mercado deben estar orientados hacia el desarrollo integral de las personas, es decir hacia el auténtico desarrollo humano.

El desarrollo humano es un proceso ilimitado de crecimiento y realización de las personas en los diferentes ámbitos, que les permite avanzar hacia niveles cada vez más elevados de calidad de vida, bienestar y felicidad.

Los pueblos y las naciones tienen derecho a un desarrollo humano pleno que incluya tanto el desarrollo económico y social como el desarrollo cultural y espiritual. Ese desarrollo debe realizarse en el marco de la libertad y la solidaridad.

Tanto las instituciones del estado como las políticas económicas y sociales pueden ser instrumentos para promover ese desarrollo.

El crecimiento económico y la equidad sólo tienen sentido como medios para avanzar hacia la realización de los seres humanos. 

El  comunismo ha fracasado como opción de desarrollo humano. El sistema vencedor ha sido el capitalismo, por lo menos en la actual época histórica. Aunque existen diversos estilos de capitalismo: desde el capitalismo angloamericano de libre mercado hasta la economía japonesa solidaria de mercado y la economía europea “social de mercado”, entre otras. Mientras tanto, la América Latina, continúa siendo una zona de capitalismo, digamos en vías de desarrollo.

Para esos países de América Latina no existe como inspiración un modelo o línea única para alcanzar el desarrollo, sino las enseñanzas de varias experiencias o estilos de desarrollo que se gestaron en diferentes situaciones históricas. El camino de los Estados Unidos fue diferente al de Gran Bretaña y el camino de  Canadá, Israel o Nueva Zelanda ha sido diferente al de Japón. Incluso dentro de los Dragones Asiáticos, cada uno ha tenido sus peculiaridades: Taiwán, Corea del Sur o Singapur. La India empieza a perfilarse como un posible Tigre asiático con su propio estilo de desarrollo.

Sin embargo todos los países que se han desarrollado tienen en común algunos elementos: gobiernos al servicio del bien común, niveles altos de libertad económica y  una economía de empresa privada. Además, una capacidad para aprovechar las oportunidades o tendencias que ofrece cada ciclo histórico. Porque los pueblos y gobiernos también pueden autoexcluirse de los procesos de desarrollo. Es decir, que también existe el derecho al subdesarrollo.

Para avanzar hacia el desarrollo humano hay que crear, eso sí, riqueza, tanto económica como cultural y espiritual. En ese sentido hay países subdesarrollados en lo económico, pero con un alto nivel de desarrollo cultural y espiritual. Asimismo países muy exitosos en desarrollo político, pero con bajo desarrollo económico. Y a la inversa, países con desarrollo económico y poco desarrollo político.

Cada país ha de definir su propia vía o estilo de desarrollo, sabiendo de antemano que aunque lo desee no podrá repetir exactamente el camino de los países que le antecedieron. La nueva época histórica hace imposible la simple repetición. Cada pueblo ha de construir su estado y su propia economía libre que oriente el mercado y la empresa privada hacia el desarrollo humano.

 
 
 
 
 
 

 

 
 
<.html>